grand-con-bagelsA pesar de que todos coinciden en que los bagels llegaron a Norteamérica de Europa del Este, nadie sabe con certeza cómo y dónde nació exactamente este rico pan con un hoyo en el centro.
La leyenda habla de un panadero vienés que inventó este pan para agradecer al Rey de Polonia Juan III Sobiesky su victoria sobre los otomanos en 1683. Elaboró un pan en forma de estribo que en alemán se escribe “Beugel”.
Sin embargo, algunos expertos consideran que los bagels se fabricaban en las comunidades judías como regalo a las mujeres que acababan de dar a luz ya que la forma de anillo era para ellos un símbolo de la vida.
Sea cual fuera su origen, lo cierto es que este pan se hizo muy popular en la Europa del Este y pasaron a llamarse Beygel en yiddish, Bublik en ruso o Obazanki en polaco.
It's a Wonderful Life_1946
Los bagels aparecieron en norteamérica a finales del siglo XIX. Los vendedores los ensartaban en palos ofreciéndolos a los transeúntes en las esquinas de las calles. Después de la Segunda Guerra Mundial los bagels se hicieron especialmente populares en ciudades como Nueva York y Montreal gracias a la inmigración masiva proveniente de una Europa devastada.